Sobreviviendo en SISU – Shanghai (Parte VI).

Por Yoon Sun Young. msn_red_fox_smilies-12

Han sido días un tanto duros, pero el poder compartir lo que viví con mis amigas en China me ayuda bastante a no pensar tanto en lo que pudo ser, sino en lo que es y lo que será.

Era un día más en Shanghai, calculo que tendríamos quizá una semana o 5 días ya. Recuerdo que salimos a la hora de almorzar, y nos habíamos propuesto encontrar un buen lugar donde comieramos bien, esta vez estabamos dispuestas a no medir el dinero, al menos por una vez satisfaceriamos nuestro paladar, y estabamos seguras que de hacerlo también lograríamos animarnos un poco y librarnos de la nostalgia que nos había empezado a invadir. Salimos y caminamos un poco mirando que restaurant se veía con más clientes (al parecer los que tienen más clientes es porque es rico, ¿o no?) Nos llamó la atención un restaurant no muy grande pero que se veía un poco más elegante que los que nosotras acostumbrabamos a ir, y además había regular gente que parecía disfrutar de la comida.

Tofu dulce.
Tofu dulce.

Entramos, nos sentamos y cuando vimos la carta nos dimos cuenta que no había inglés, solo caracteres (en ese entonces nuestro nivel no era tan bueno) y nos dejamos llevar por las “fotitos”. Como queriamos carne, cuando vimos la foto de un apetecible plato con carne asada o glaseada, nos pareció lo correcto, y pedimos al estilo occidental, me refiero a “1 plato para cada comensal”, mientras que en China se piden varios platos y todos pueden comer de ellos sirviendo la cantidad que deseen en sus propios tazones. El diálogo con la mesera fue sencillo: preguntamos “这是辣的吗?”(¿esto es picante?) ella contestó “不是” (no), “我们要3份” (queremos 3 porciones) sorprendida nos miró y preguntó extrañada “3个吗?” (¿3?), emocionadas le decimos “嗯,是的” (sí), ella volvió a insistir con una extraña expresión “三个吗?” (¿3?) y nosotras con duda contestamos “是啊,这是很大的吗?” (sí, ¿es muy grande?), “不是”(no),  “很小的吗?” (¿es muy pequeño?) , “不是” (no), más extrañadas aun y con hambre “那,什么问题呢?” (¿entonces qué problema hay?), ella con una expresión casi molesta dijo parcamente “好的” (Bueno) y se fue. Al rato volvió con 3 platillos pequeños de lo que nosotras pensabamos era carne, pero no había arroz… Hellen muy hambrienta le preguntó “我们的米饭呢!?” (¿Nuestro arroz?),  “你们要米饭呢?还有呢?” (¿quieren arroz? ¿qué más?), “我们只要米饭呀!” (¡solo queremos arroz!), por toda respuesta con cara amusgada emitió un “嗯 ” (hm!) y se fue para al rato traer un gran tazón de arroz. Muy emocionadas, y creyendo que había llegado la hora de la reivindicación de nuestro estómago, nos servimos entre risas mientras pedíamos otra tetera de té, y eso que todavía no habíamos empezado a comer… cogí el tenedor -el que siempre llevaba conmigo, claro- tomé la carne más grande y jugosa de mi platillo y lo acerqué a mi boca, lo mordí con tooooodas las ganas del mundoooo… y… y… ¡era dulce! la agradable foto no era de carne asada y mucho menos glaseada ni nada por el estilo, era en realidad 783394a3v99tkfgytofu dulce ¡Oh mundo cruel y despiadado! ¿cómo podiamos comer algo dulce como almuerzo al mediodía? y para colmo de males el dichoso platito costaba cada porción 20 yuan (10 soles), que era la cantidad que normalmente gastabamos en comer 3 platos aparte del tazón de arroz en el Comedor estudiantil. Diana, Hellen y yo nos miramos con cara de decepción, ¿y ahora? Diana rompió el  silencio y con valor y entereza -que es muy admirable en una decepción tan grande como esta- dijo: “Bueno chicas, ya fue ya… yo voy a comermelo igual, me muero de hambre y esta cosita está cara, con arroz va a pasar más rápido, y sino… con agua como pastillita”. No recuerdo bien cuantos trocitos venían en el platillo, creo que tal vez unos 12 ó 10. Hellen solo pudo comer 3 trozos, yo llegé a 6, y Diana también a 6. No podiamos más, el dulce nos había llegado a la cabeza y nos estaba provocando dolor de cabeza, mareos y hasta naúseas. Pagamos y nos fuimos directo al exclusivo 403.

Comida peruana e Inca Kola, inseparables.
Comida peruana e Inca Kola, inseparables.

Apenas abrimos la puerta corrimos y nos tumbamos en la cama llorando… “¡Quiero volver a Perú!” decíamos, “¿por qué!? ¿por qué!?

¿por qué tenía que pasarnos esto?”, “Ay… me voy a morir, me estoy muriendo, no aguanto más esta vida”, “¡Quiero mi arroz con pollo y mi Inca

Kola!”, “Si seguimos así no vamos a poder vivir, nos vamos a morir de hambre y terminaremos más flacas que un hueso”. No solo nos había caido mal aquella comida, sino que en vez de reanimarnos lo que reanimó fue la nostalgia. Y gran parte de esa tarde la pasamos llorando y lamentando nuestra suerte, con rabia y desesperación. No era solo por la comida, era que ya extrañabamos la casa, la familia y nos sentiamos un poco solas. Entonces “Mamá Hellen”  -porque era la mayor de las 3 aunque no lo parece- recuerdo que dijo: “Chicas, ya, dejemos de lamentarnos. ¿Cuántos quisieran estar aquí por nosotras? Las cosas aquí están duras, pero tenemos que sobreponernos”, “pero Hellen… vamos a terminar anorexicas”, “¿y dónde está la comida china rica que se supone que es tan famosa?”. Entonces, mi cerebro se iluminó, un rayo de inteligencia genial cruzó mi cerebrito… “¿y si nos cocinamos?”. Sí, oooooh… ¡cocinar nuestra propia comida! Buscamos a otros compañeros peruanos y conversamos seriamente con ellos, ellos aceptaron y nos fuimos de compra a Carrefour. Compramos ollas, sartén, platos, palillos y cubiertos, cucharones, aceite, sal, arroz, pollo, verduras, etc. Sí, después de mucha votación el objetivo era prepararnos un tradicional estofado de pollo. Corrimos a la cocina del cuarto piso, el exclusivo 403 se preparaba para la primera reunión de peruanos en SISU -claro, la comida peruana nos unía, jiji- con música y alistándolo todo para comer rico.

En China hay un dicho, “好事多磨” (Hǎoshìduōmó), que quiere decir que las cosas buenas siempre enfrentan dificultades, y eso nos

Estofado de pollo peruano.
Estofado de pollo peruano.

seguía sucediendo. La cocina eléctrica del cuarto piso no funcionaba, avisamos en la recepción y nos contestaron que probaramos en otros pisos mientras ellos veían cómo solucionar el problema. Recorrimos en promedio casi 8 pisos intentando cocinar, al fin encontramos una cocina que estaba habilitada y comenzamos. Las 3 chicas pusimos manos a la obra y toda nuestra sapiencia culinaria -que estaba algo oxidada por la costumbre de que alguien más cocinara para nosotras cuando estabamos en Perú- para poder comer “como Dios manda”. Al fin terminamos y juntos los 6 pudimos disfrutar del “estofado de pollo”, pudimos sentir un “sí pasaaaa” no solo en el estómago, sino en el paladar. Decidimos que de ese día en adelante, cocinariamos nuestra propia comida. Incluso arreglamos que nosotras cocinariamos y los chicos lavarían los platos y demás utensilios. ¿Cuánto nos duraría esa armonía?, ¿sobreviviría nuestro estómago? ¿dónde estaba esa deliciosa comida china que nos habían “prometido”?

(Continuará…)

Advertisements

6 thoughts on “Sobreviviendo en SISU – Shanghai (Parte VI).

  1. LISBETH SALCEDO SANCHEZ

    Amiga desde aqui te envio mis FELICITACIONES por lograr obtener una beca y estar estudiando en Shanghai, tienes mucha capacidad y habilidades, desde aqui te envio mi saludo, la verdad casi nunca entro al Facebook pero cada vez que lo hago siempre encuentro novedades, muchas de ellas buenas noticias como enterarme de un matrimonio de un amigo, el nacimiento de una bebe de una amiga, el viaje de una amiga asi como tu, en fin me alegra mucho saber que estas siguiendo tus sueños, me imagino que debe ser dificil para ti y tus amigas pero como dicen los amigos son como los hermanos que uno puede elegir, sé que con el apoyo mutuo les irá mejor cada día y podrán enfrentar cualquier dificultad que tengan, bueno desde aqui recibe nuevamente mis saludos, un fuerte abrazo a la distancia de tu amiga que te aprecia mucho – Lisbeth Salcedo 🙂

  2. Patricia Ll

    wow… espero la continuación, me acaban de dar una beca para ir a estudiar a SISU por seis semanas de julio a agosto. Me podrias dar unos consejos para sobrevivir allá? como consigo internet ? porque no esta incluido dentro de la beca, a que aeropuerto de shanghai debo llegar? como se soluciono el tema de las maletas de tus amigas ?recomiendas KLM? espero me puedas ayudar, es la primera vez que viajo sola al extranjero y me separo por tanto tiempo de mi casa 🙂

    • Yoon Sunyoung

      Felicidades!! Aunq comprendo tu preocupacion, vas a sobrevivir, hahaha.. ya veras. SÍ recomiendo KLM, fue muy buena aerolinea, pero he escuchado que es mas rapido y mas barato irse por Mexico. Vas a llegar seguramente al aeropuerto de Pudong, que es el de vuelos internacionales. En cuanto al internet, si vas a estar en el Guesthouse, ahi puedes tener el servicio x 120 yuan al mes. Y es el mejor, xq a mi me estafaron con el de la compañia de telefono, se corta y hay q gastar demasiado en tarjetas.

      • Patricia Ll

        gracias, sí estaré en el guesthouse, contratare el de ahi…buen dato lo de mexico buscare los vuelos por ahi, hasta ahora he encontrado haciendo dos escalas en eeuu y una en amsterdang. En el guesthouse te dan la habitacion al azar o por orden de llegada? estare en china un dia despues del inicio por mis exámenes en la universidad :S

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s